¡Llame ahora mismo!
USA/Canadá  1-954-278-6354
Ecuador         593-4 292-4980
España           34-911-516395
English
Inicio
CARMAX
Boda Real El Príncipe William y Kate Middleton
 
Informacion General Generara Ganancias en Turismo para Inglaterra
 

De acuerdo a las estimaciones, el costó del enlace entre Kate Middleton y el príncipe William costará unos $34 millones

Una boda real es un acontecimiento histórico que dinamiza la economía y, en esta ocasión, a las puertas del enlace entre el príncipe William de Inglaterra y Kate Middleton que tendrá lugar el próximo 29 de abril no es la excepción.

Según las estimaciones de varios expertos, la boda generará unos $1 000 millones para el Reino Unido en turismo, venta de artículos y principalmente en el consumo de comidas y bebidas.

Los que se verán más beneficiados son los pubs o bares típicos en Londres, en los que se vende n bebidas alcohólicas y que podrán permanecer abiertos unas horas más para atender a los turistas, además de los supermercados, que se beneficiarán de los picnics y las reuniones familiares que se realizarán para celebrar este acontecimiento histórico.

Se estima que la venta de alimentos y bebidas en tiendas de autoservicio será de $585 millones, la mayor captación de divisas durante la semana y el día de la boda. Las cuatro grandes cadenas de supermercados, Asda, Tesco, Sainsburys y Morrison, ofrecen a sus clientes productos como champán, chocolates y libros con imágenes de William y Kate para celebrar la boda real.

Los gobiernos locales autorizaron la organización de fiestas en la calle para que la gente festeje este acontecimiento con vecinos, conocidos y amigos.

Los profesionales del turismo también serán los grandes beneficiados. Según Visit London, la Oficina de Turismo de Londres, la boda traerá la visita de unos 600 mil turistas adicionales con un gasto de $80 millones diarios, pues permanecerán durante unos días previos a la boda y el fin de semana después, que será feriado en el país.

Ese dinero incluye los hospedajes y transportes en Londres, la transportación terrestre y aérea desde otras ciudades del Reino Unido hacia la capital británica.

Otros sectores como los fabricantes y vendedores de souvenirs ya se pusieron manos a la obra y fabricaron una cantidad de objetos conmemorativos para la boda que van desde los más sencillos como jarros, camisetas o banderas hasta los más extravagantes, como el kit de superviviencia que contiene carpas, sillas, mesas y juegos de té con la imagen de Kate y William, los mismos que pueden servir para acampar en el parque Clapham Common, desde el que se podrá observar de la boda real a través de pantallas gigantes por $125. Las tiendas esperan recaudar al menos $30 millones por sus ventas.

Sin embargo, no todas las noticias son buenas. Un cálculo de la consultora londinese Verdict reveló que cada día festivo hace perder $9 700 millones a la economía del país y el 29 de abril tendrá un impacto particular porque estará intercalado entre el feriado de Semana Santa y dos días inhábiles.

Habrá además dos fines de semana largos antes y después de la boda, es decir 11 días de vacaciones que, según la Federación de la Pequeña Empresa, puede causar graves consecuencias en la productividad del país.

A esto se suma los gastos de la boda real; las primeras estimaciones indican que rebasarán los $34 millones. Solo la decoración de la abadía de Westminster, en la que será este enlace, tuvo un costo de $800 mil.

A esto se suma el hospedaje de Kate y su familia en el lujoso hotel londinense Goring durante los días previos a la boda. La cena de la boda ascendería a $150 mil y el exclusivo champán Bollinger para el brindis tradicional cuesta $60 mil. El vestido de la novia está avaluado en $434 mil, mientras que el anillo de oro que lucirá ese día cuesta $11 mil.

Aunque sin duda garantizar la seguridad de los 1 900 invitados es lo más costoso, por lo que se contará con oficiales de la Policía londinense, personal militar y guardaespaldas privados que velarán por la seguridad de los invitados, para lo cual se invirtió casi $32 millones, los mismos que serán asumidos por el Estado británico. (DVM)

Secretos de Kate y William

Desde noviembre pasado, cuando el príncipe William y Kate Middleton anunciaron su compromiso, los detalles de lo que será este enlace real, catalogado ya por muchos medios como la boda del siglo, se han ido filtrando poco a poco. Los novios han estado vigilando personalmente todos los preparativos para que todo salga perfecto el próximo 29 de abril.

El menú ha sido elegido a su gusto, la prensa local dice que será muy británico. Luego del almuerzo, los invitados degustarán dos tortas cuya preparación fue encargada a Fiona Cairns, cuyos dulces, los favoritos de los novios, se venden en las tiendas británicas más exclusivas. La primera torta será muy tradicional, decorada con las flores nacionales del Reino Unido: la rosa de Inglaterra, el cardo de Escocia, el narciso de Gales y el trébol de Irlanda y tendrá entre los ingredientes guindas, pasas, nueces, huevos de corral y brandy; la otra será una de galletas que acompañara al chocolate favorito de William.

Sobre el look que lucirá la futura princesa el día de la boda, su estilista dijo que llevará una melena suelta y un maquillaje muy natural. El modelo del vestido es uno de los secretos mejor guardados, que solo saldrá a la luz el día de la boda, a diferencia de dos eventos claves que se dieron en marzo pasado: las despedidas de soleteros de los novios.

Lo poco que se sabe es que tanto Kate como William querían una fiesta a lo grande, pero cuando la prensa se enteró, los planes fueron cambiados.

Harry, el hermano menor de William, había organizado un fiesta en la costa inglesa de Devon con juegos acuáticos durante el día y en la noche salida a varios bares con acceso por el agua. Luego de que la prensa revelara sus planes decidió hacer algo más tranquilo.

Según el diario The Daily Telegraph, William, junto a 20 amigos cercanos, incluidos algunos compañeros del colegio, tuvieron una gran velada en la mansión del ahijado del príncipe Carlos, Hugh van Cutsem, en Norfolk (este de Inglaterra) .

Kate por su parte, quien no es fiestera ni trasnochadora, inicialmente quiso despedir su soltería con una gran fiesta en medio del ruido londinense, pero para evitar a fotógrafos y periodistas, su hermana Pippa se encargó de hacer una reunión más tranquila y privada en la casa de una amiga suya a las afueras de Londres. Invitó solamente a un grupo de amigas muy selecto. (VET)

Primer destino oficial de novios es Canadá

TORONTO. La próxima boda del príncipe William y Kate Middleton genera mucha expectativa en el Canadá, que recibirá a la pareja en su primer viaje oficial fuera del Reino Unido como recién casados.

William y Kate tienen previsto visitar el Canadá del 30 de junio al 8 de julio próximos, dos meses después de su boda.

Porcelana especial fue encargada para una fiesta en el lujoso hotel Windsor Arms en Toronto, en el que se espera que 1 000 personas sigan la transmisión de la ceremonia de la boda en vivo desde la Abadía de Westminster, en Londres.

"A las cuatro de la mañana se tendrá la transmisión en vivo en una gran pantalla (de TV) en nuestro café del patio. Será con un desayuno tradicional inglés", dijo el gerente del hotel, George Friedmann. A los clientes parece no importarles la diferencia de cinco horas entre el Canadá y el Reino Unido, ya que las reservas van muy bien, agregó. "El Canadá tiene una conexión muy fuerte con la familia real" y los canadienses se sienten particularmente cercanos al príncipe.

El piloto de búsqueda y rescate es el segundo en la línea de sucesión después de su padre, el príncipe Carlos, heredero al trono en los 16 reinos de la Commonwealth, incluyendo al Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

La Liga Monárquica de Canadá cuenta con 30 mil miembros. Cian Horrobin, que dirige la sucursal de Toronto, dijo que con la inminente boda real, el número de afiliados crece a un ritmo de dos o tres por día.

Horrobin, un estudiante de música de New Brunswick, insiste en que no solo los jubilados ociosos o las amas de casa aburridas han mostrado interés en la familia real. La mitad de los miembros de la liga son jóvenes como él.

En medio de toda esta expectativa, el Correo de Canadá lanzó ayer sellos en conmemoración del enlance entre Willian y Kate y anunció que emitirá 16 millones de estos. "Como símbolo de amor y lealtad, estos sellos son elocuentes", afirmó el gobernador general David Johnston, representante de la Reina Isabel II en el Canadá, durante la ceremonia de lanzamiento. (AFP)

Datos de la boda

Kate y el príncipe William se casarán el 29 de abril a las 11:00 (06:00 del Ecuador) en la famosa Abadía de Westminster, en Londres. Tres clérigos oficiarán la misa, entre ellos el arzobispo de Canterbury.

Kate llegará al templo en un Rolls-Royce acompañada de su padre, Michael Middlenton. Habrá unos 1 900 invitados.

El príncipe william tendrá como testigo y padrino a su hermano, el príncipe Harry, y Kate, a su hermana Pippa.

La abuela de William, la reina Isabel II, ofrecerá tras la ceremonia una recepción en el palacio de Buckingham, a la que están invitadas unas 650 personas. Por la tarde, el príncipe Carlos, padre de William y Harry, dará una cena para 300 invitados.

Desde todo el mundo llegan informes sobre gente que quiere hacer un regalo a los novios. William y Kate prefieren donaciones con fines benéficos y para ello prepararon una lista con 26 organizaciones a las que se puede enviar el dinero.

Todavía no se conoce quienes estarán invitados a la boda real. En diálogo con HOY, la embajada británica en Quito dijo desconocer de invitaciones a autoridades ecuatorianas, por lo que suponen que nadie del país acudirá a la ceremonia.

Mientras tanto, la Cancillería del Ecuador indicó a HOY que no poseen datos de invitaciones a la boda real ya que estas son personales y no pasan por la entidad.